Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0

¿Estás vendiendo tu inmueble?

Tómate un tiempo para revisar estos 5 pasos que debes tener en cuenta antes de llamar a un agente inmobiliario para que pueda iniciar con éxito el proceso de venta con potenciales clientes.

1. Reparaciones y renovaciones

Un factor que suma puntos en tu inmueble es que todo funcione. Empieza por resanar y pintar de nuevo las paredes usando tonos neutros, lo cual ayudará a los clientes a tener una mejor idea de cómo sería su vida allí.

Si tienes jardines es recomendable mantener el césped podado. Inspecciona todas las posibles reparaciones, por ejemplo, tuberías, grifos, el correcto funcionamiento de los electrodomésticos empotrados, etc. Esto evitará que potenciales clientes cancelen la oferta y, por el contrario, reforzará la idea de un buen lugar para adquirir.

2. Prepara tu inmueble

La primera visita en tu inmueble será de tu agente, si logras darle la mejor impresión seguro será igual para los clientes. Por eso es muy recomendable que tengas en cuenta estos consejos para resaltar el potencial de la propiedad y así mismo se venda mucho mejor y en menor tiempo. ¿Qué debes hacer?

  • Mueve el exceso de muebles. Deja los espacios lo más abiertos posibles para que los clientes puedan verlos más amplios e imaginen mayores posibilidades de decoración según su estilo.
  • Retira fotografías personales. Los clientes quieren imaginar su vida en todos los espacios, y los cuadros familiares rompen fácilmente con esa conexión.
  • Guarda muy bien zapatos y abrigos. Tener estos elementos a la vista sugiere falta de espacio en closets.
  • Refrigerador sin decoraciones. Quita los imanes de alfabetos, postales o recibos, pues esto afecta la percepción de organización.

iStock_000077349777_low_ress

3. Hogar limpio, clientes fascinados

Puede parecer obvio, pero cuando se trata de vender tu inmueble ningún detalle sobra. Un hogar ordenado denota orgullo y sugiere que ha sido muy bien cuidado; por esa razón debes considerar cuidar la apariencia tanto de la entrada como de cualquier parte interior.

Asegúrate de que las puertas, alfombras y acabados luzcan impecables, los accesorios como lámparas y cajones suelen acumular polvo e insectos. Las ventanas sin manchas dejan entrar más luz y permiten que los clientes puedan apreciar la vista sin distracciones.

El baño debe estar impecable. Cuida del perfecto estado del inodoro, ducha y por supuesto de los azulejos. ¡Recuerda siempre mantener la tapa del inodoro abajo!

4. Estudia el mercado

Una vez hayas hecho todo lo anterior es momento de estimar el valor real de tu inmueble y aunque creas conocer el mercado de propiedades como la tuya en la misma área, solo sabrás los precios que piden los propietarios. Por ello lo más recomendable es contar con la asesoría de un agente inmobiliario, pues conoce el flujo del mercado inmobiliario y lo más importante, sabe con exactitud los precios de cierre de negocio.

afiliado

5. Ubica al agente ideal

Elegir el agente ideal es tan importante como los anteriores pasos, por eso asegúrate de encontrar uno que se adapte a tus requerimientos y tenga una sólida experiencia en el mercado inmobiliario. Lo más recomendable es que busques un agente especializado en la zona en la que se encuentra tu inmueble, pues esto le permitirá fijar el precio adecuado.

Nuestros expertos agentes inmobiliarios cuentan con novedosas herramientas digitales que, sumadas a su amplia experiencia y red de contactos,  les garantizan negocios efectivos en menos tiempo. Ubica tu agente aquí.

agente inmobiliario

Por último, ten presente que el primer paso para una venta exitosa lo das tú. Prepara tu hogar y hazlo más atractivo, así podrás tener ofertas más altas en tiempo óptimos.