Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0

Nuestro hogar siempre necesitará de pequeños cambios para que sea un gusto volver a casa y no se vuelva aburrida la llegada tras un duro día de trabajo.

Y qué mejor cuando esos cambios se pueden hacer sin gastar mucho dinero generando un ambiente agradable para todos los que viven allí.

· Lo primero será la limpieza. Debes lavar los pisos, baños, habitaciones, quitar el polvo y abrir las ventanas para que circule el aire. Además, es tiempo para revisar tus cajones, sótanos o altillos para decirle adiós a todo lo que no utilices y que simplemente está haciendo estorbo. No vale pensar ‘lo guardo porque algún día me servirá’.

· Cambia los colores de tu casa. Para un ambiente mucho más animado se aconseja utilizar colores cálidos y frescos, tales como el menta, turquesa, verde o amarillo. No necesitas elegir un tono brillante, con que utilices algunos de estos tonos de manera sutil harás una gran transformación, y lo puedes hacer en cortinas, jarrones o cojines.

Decoración de casa

·Adorna con plantas tu casa. Estas no son tan costosas y si le pueden dar mucha vida a tu hogar. Se dice que en una casa con plantas siempre se respira frescura e inspiración. En el mercado existen muchas opciones, todo dependerá de tus gustos.

· Si quieres cambios radicales, atrévete a pintar esa pared aburrida con tonos vivos. Aunque también puedes optar por usar vinilos decorativos como siluetas de aves, árboles o flores.