Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0

Antes de firmar un contrato de arrendamiento o hacer el negocio para comprar una nueva vivienda, debes hacer una inspección detallada de la propiedad para que luego no te lleves una desagradable y/o costosa sorpresa.

Aunque esta puede ser una tarea agotadora, no te dejes llevar por el tipo de decoración o detalles en el interior que pueden llegar a ser pormenores superfluos. Es más, si consideras que necesitas la ayuda de un inspector en construcción no dudes en consultarlo.

Así como te fijas en el diseño de la cocina o la existencia de un cuarto de baño, debes mirar con la misma precaución el estado en el que se encuentra la propiedad tanto en el interior como en el exterior.

Te invitamos a que tomes nota y lleves la siguiente lista a la hora de hacer la debida inspección:

1 . Manchas de corrosión en las paredes de las duchas o baños

Detecte en estas áreas cualquier signo de humedad o filtraciones de agua. Si las hay, puede que no sea un defecto estructural, pero sí requerirá de un mantenimiento costoso para su reparación.

2 . Comprobar que los techos no estén caídos

Revisa si los techos están firmemente en su lugar y no tengan esa apariencia de ‘paracaídas’. Comprueba que no haya desviaciones y defectos en las láminas de los techos.

3 . Revisar el interior de los armarios si hay zonas húmedas

Abre todos los gabinetes para detectar si hay olor a humedad, moho o hongos. Estos olores pueden ser un indicio de fugas de agua o incluso un problema de humedad mucho más grave.

4 . Observar si en las paredes hay grandes grietas

Revisa tanto las paredes internas como externas para detectar cualquier clase de grieta. Si llegas a encontrar alguna de más de 2,0 mm de ancho, esto es motivo de preocupación y debes llamar a un experto para que haga una revisión más a fondo.

5 . Comprobar las líneas de la cubierta externa

En lo posible revise que las líneas del techo exterior sean rectas y libres de deformaciones.

6 . Verificar que las canaletas de los techos no estén oxidados en sus bordes interiores

Las canaletas de los techos pueden verse bien desde el nivel del suelo, pero si se observan desde más arriba pueden verse desajustadas y pronto haya que sustituirlas. Además, debes verificar que las aguas pluviales corran libremente por los canales y sean captadas en una superficie determinada o almacenada en un depósito.

Tómate el tiempo necesario para hacer una inspección adecuada del inmueble, te dará tranquilidad y en un futuro puede ahorrarte tiempo y dinero. También puedes pedir la ayuda de un profesional para que haga un informe detallado de la vivienda.