Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0

El arte milenario chino del Feng Shui, que traduce literalmente “Viento y Agua”, busca influir de manera positiva en la organización de los elementos en el espacio. Por eso muchas personas en el mundo se basan en este antiguo sistema a la hora de decorar sus casas u oficinas.

El agua es uno de los elementos más importantes en el Feng Shui, pues como elemento purificador es el que activa la energía Chi, es decir la energía vital. Las fuentes de agua son perfectas para atraer la riqueza, prosperidad y abundancia. Además son utilizadas para armonizar o equilibrar los espacios.

Antes de poner la fuente de agua se debe tener en cuenta en qué ubicación va a estar, pues de esto dependerá si atrae cosas positivas o negativas a tu vida. Expertos afirman que no es recomendable que la fuente este en dirección al sur, porque provocará conflictos. Sin embargo, dependerá del análisis de un experto para determinar en qué espacios de tu hogar traerá beneficios.

Las fuentes en la armonización energética pueden tener un carácter Yin, pasiva y relajante, y/o un carácter Yang, activa y energizante. Eso dependerá del tipo de decoración que elijas para la fuente, por ejemplo, si optas por una fuente bajita, con objetos horizontales, plantas o budas estas tendrán energía Yin. Mientras si utilizas luces, bolas de cristal giratorias y grandes cascadas serán del tipo Yang.

Feng Shui fuentes de agua

Ten cuidado a la hora de elegir los materiales de la fuente para que no arruine la armonía del espacio o ambiente donde se pretende colocar. Para un ambiente con un estilo antiguo recomiendan fuentes de piedra, de cerámica o vidrio. En cambio, si es un estilo moderno las fuentes de acrílico o de bambú resultará más armónico.

La fuente dentro de un recinto proporciona frescura y equilibrio, además influirá en el estado de ánimo de las personas. Es muy importante que no genere ningún tipo de sonido, hasta el zumbido del motor debe ser imperceptible, ya que luego de varios minutos esto se puede volver un poco molesto.

Las fuentes de agua son perfectas para atraer la riqueza, prosperidad y abundancia.

Ten en cuenta que la fuente no debe salpicar mucho mientras funcione, el agua debe fluir siempre hacia dentro y si vas a utilizar piedras, estas son recomendables para fomentar más la energía de la riqueza, en su preferencia deben ser graníticas como el cuarzo, el granito y la mica, las cuales son ideales por sus propiedades iónicas.

A la hora de elegir tu fuente de agua debes considerar el tamaño, pues entre más sea el volumen del agua mayor será la energía que atraiga. Según el Feng Shui, el volumen mínimo para acumular Chi es de tres litros.

Prueba haciendo tu propia fuente de agua, considerando las opiniones de los expertos y lo más importante llenándola de energía positiva para que esto mismo se refleje en los espacios en el que va a estar.