Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0

10 hábitos para mantener tu hogar limpio y ordenado

Nuestro hogar debe ser considerado como un espacio sagrado que debe mantenerse limpio y ordenado, no solo porque es un reflejo de nuestra personalidad, sino también porque una casa sucia o mal organizada puede afectar en nuestro estado de ánimo y salud;  sin embargo esto puede complicarse sobre todo si convives con muchas personas, tienes hijos pequeños o te mantienes muy ocupada.

Por este motivo pensamos en 10 hábitos que te ayudarán a mantener tu hogar limpio y ordenado, con el fin de que permanezca siempre como una tacita de té, recuerda que para lograrlo debes convertirlas en una actividad de todos los días, así que toma atenta nota:

1. Arregla tu cama apenas te levantes ¡Deja a un lado la pereza! No esperes para tomar un café o dejarlo para la media mañana.

2. Asigna un espacio en tu hogar para cada cosa y pon todo en su lugar, así evitarás buscarla por mil horas.

3. Trata de mantener las superficies planas libres de objetos (botellas, papeles que no uses, etc…). 

4. Antes de salir deja ordenada la habitación así será más agradable entrar cuando vuelvas.

5. Guarda las cosas que usaste en cuanto llegues como por ejemplo el abrigo, bolso, cartera, entre otros; así evitarás que se acumulen cosas por recoger.

6. Limpia las manchas en el momento de suceder seguro serán más fáciles de quitar.

7. Recoge la mesa y lava la losa que tengas pendiente ¡Nada de migas ni restos de comida!

8. Limpia la cocina cada noche, seguro amanecerás con más energía.

9. Saca la basura cada noche no acumules restos y evita que la bolsa esté a rebosar.

10. Establece horarios y actividades del día, así podrás optimizar tu tiempo y sacarle provecho a cada momento.

11. Haz una limpieza profunda cada 15 días en cada parte de tu casa.

12. Escoge la pinta que usarás el día anterior, así evitarás que se haga desorden en escoger la ropa de cada día y a su vez prevenir posibles tardanzas.

¡Ponlos en práctica ahora y cuéntanos cómo te va!